¿Qué es la custodia de criptomonedas?

Existen muchas historias de terror sobre fondos robados, hackeos y contraseñas perdidas en la industria de las criptomonedas. Y ahí es donde la custodia de criptomonedas entra en juego.

AccessTimeIconNov 7, 2022 at 1:09 p.m. UTC

La custodia de criptomonedas es un término utilizado para describir el proceso que asegura los activos contra robos. Los custodios —terceras partes que se contratan para supervisar tus criptomonedas en tu lugar— actúan como vigilantes de tu dinero, que puede ser en forma de efectivo, valores, oro o activos digitales. Han existido aproximadamente desde 1960 y constituyen uno de los pilares del sistema bancario tradicional.

Read this article in English.

  • Has Crypto Become Political?
    00:51
    Has Crypto Become Political?
  • FTX Victims File to Recover $8B in Forfeited Assets; Will Biden and Trump Shake Hands Before Debate?
    02:14
    FTX Victims File to Recover $8B in Forfeited Assets; Will Biden and Trump Shake Hands Before Debate?
  • DJT Token Rallied 180% on Trump Rumors
    00:55
    DJT Token Rallied 180% on Trump Rumors
  • How Fed's Interest Rate Decisions Could Affect Crypto
    21:50
    How Fed's Interest Rate Decisions Could Affect Crypto
  • Pero cuando se trata de la custodia de criptomonedas, el funcionamiento es un poco diferente. Los custodios de activos digitales técnicamente no almacenan ninguno de los activos porque todos los datos y las transacciones están en un libro contable público llamado blockchain. En su lugar, lo que protegen los custodios son las claves privadas de los usuarios; es decir, la parte más importante de una billetera de criptomonedas, que permite el acceso a los fondos que se guarden allí.

    Los custodios de criptomonedas son esenciales para la adopción generalizada de los activos digitales. Hasta el día de hoy, muchos inversores institucionales se mantienen alejados de comprar activos digitales debido a la falta de seguridad. Las instituciones que administran grandes cantidades de dinero, como fondos de cobertura, fondos de retiro, bancos de inversión y oficinas familiares, están obligadas por la regulación a tener un socio de custodia para mantener seguro el dinero de sus clientes.

    Sigue a CoinDesk en Español.

    A medida que más inversores institucionales comenzaron a incursionar en los activos digitales y compañías como MicroStrategy agregaron grandes cantidades de criptomonedas en sus balances, la demanda por los servicios de custodia se disparó. Un informe de Blockdata muestra que la cantidad de activos digitales que están bajo custodia se multiplicó siete veces entre enero del 2019 y enero del 2022, y pasó de un valor de US$32.000 millones a US$223.000 millones.

    ¿Cómo funciona la custodia de criptomonedas?

    En palabras simples, la custodia de criptomonedas significa asegurar la clave privada que prueba que eres el dueño de los fondos que están en tu billetera de criptomonedas. En el sistema bancario tradicional, todos los custodios son instituciones financieras, como lo establece la ley. Sin embargo, en el mundo de las criptomonedas los titulares tienen la posibilidad de convertirse en sus propios custodios. Si usamos un lingote de oro para ilustrar el ejemplo, las opciones son que puedes guardarlo tú mismo debajo del colchón o pagar un custodio externo para que lo guarde en una bóveda protegida por guardias de seguridad.

    Teniendo eso en mente, existen dos tipos principales de custodia de criptomonedas que debes conocer.

    Autocustodia

    Como ya se dijo antes, la autocustodia es cuando tú personalmente te encargas de gestionar la clave privada de tu billetera. Esto significa que tú eres el único que puede probar que eres el propietario de los fondos y acceder a ellos. Pero un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Ser tu propio custodio significa que tienes el control completo de tu billetera, pero también significa que asumirás todos los riesgos. Si pierdes el acceso a tu dispositivo físico (billetera fría) o te olvidas la clave privada, es probable que pierdas tus criptomonedas para siempre.

    Custodia de terceros

    Aquellos que no quieren asumir la responsabilidad de gestionar sus propias cuentas o sienten que es demasiado intimidante lidiar con la tecnología podrían optar por una custodia de terceros. Son instituciones registradas y reguladas que han adquirido una licencia estatal o nacional para dicha tarea.

    Este tipo de custodios de criptomonedas guarda las claves privadas de las billeteras de sus clientes de manera segura y garantiza la seguridad de sus posesiones. Desde el punto de vista del usuario, es similar a tener una cuenta corriente en un banco. Cuando te registras para abrir una cuenta, debes someterte a controles de conocimiento de clientes y antilavado de dinero. Cuando quieres almacenar criptomonedas con un custodio de terceros, también se espera que se hagan los mismos controles para asegurarse de que las criptomonedas no se obtuvieron de manera ilegal.

    Existen tres tipos diferentes de custodios de criptomonedas de terceros basados en instituciones financieras:

    • Exchanges

    Todos los exchanges centralizados de criptomonedas se encargan de custodiar las criptomonedas de sus clientes. Algunos exchanges y plataformas tercerizan sus necesidades de seguridad a un proveedor de custodia externo que vigila los activos gestionados. En todo caso, es importante saber que cuando creas una cuenta y mantienes activos en un exchange centralizado, tú no posees las claves privadas de tu billetera. Esto te expone a potenciales pérdidas si el exchange es hackeado o desaparece con los fondos de los usuarios.

    • Administradores de activos digitales

    A medida que las criptomonedas fueron madurando como una clase de activos, surgieron los administradores de activos digitales que actúan como bancos para los titulares de criptomonedas. Estas instituciones, como los bancos, están reguladas y licenciadas para ofrecer el servicio de custodia. Entre los custodios de criptomonedas nativos más destacados están Anchorage, NYDIG y Paxos.

    • Bancos de custodia

    Desde julio del 202,  y tras la decisión de la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC, por sus siglas en inglés) de despejar el camino para que todos los bancos a nivel nacional pudieran hacerlo, todos los bancos de custodia en los Estados Unidos pueden ofrecer servicios de custodia de criptomonedas. Esto les abrió la puerta a gigantes como BNY Mellon, Citibank y Fidelity para entrar en el mercado de la custodia de criptomonedas.

    Es importante destacar que algunos proveedores de custodia de terceros (como Fidelity, BitGo y Bakkt, entre otros) solo están disponibles para inversores institucionales. Otros pueden solicitar un saldo mínimo tan alto que deja afuera de poder acceder a sus servicios a los titulares comunes. Por ejemplo, el servicio de custodia de criptomonedas de Coinbase, Coinbase Trust, exige un altísimo saldo mínimo de US$500.000 en activos digitales para poder calificar en su sistema de custodia.

    Pero no te preocupes si no tienes esa cantidad de dinero invertida en criptomonedas. Algunos proveedores de custodia también han puesto a disposición sus servicios para clientes minoristas. Por ejemplo:

    ¿Cuánto cuesta el servicio de custodia de criptomonedas de terceros?

    Como sucede con cualquier servicio, los proveedores generalmente cobran algunas comisiones por vigilar tu dinero, tal como lo hacen los bancos tradicionales cuando tienes una cuenta corriente o de ahorro. A su vez, movilizar criptomonedas puede incurrir en comisiones. Estos costos suelen entrar en alguna de estas tres categorías:

    • Comisión por custodia: cobran un porcentaje basado en el valor de los activos que están bajo custodia cada año. En general, es menor a 1%.
    • Comisión de apertura: la tarifa plana por abrir la cuenta de custodia. De todas maneras, es importante aclarar que algunos custodios de criptomonedas no cobran esta comisión y los usuarios pueden abrir una cuenta de manera gratuita.
    • Comisión por retiro: puede ser que tengas que abonar una comisión cada vez que retires criptomonedas de tu cuenta. Puede ser una tarifa plana o un porcentaje del valor retirado.

    Por ejemplo, Gemini, con sede en los Estados Unidos, cobra una comisión anual de custodia de 0,4%. La empresa no cobra gastos de apertura, pero cualquier retiro de la cuenta cuesta US$125 que es deducido del activo de criptomoneda que retiras.

    Si eliges la autocustodia, está claro que te ahorrarás las comisiones por servicio, apertura y retiro, pero no esperes que todo sea gratis. El usuario debe vigilar la billetera y comprar un producto de almacenamiento para mantener segura la clave privada.

    Pros y contras de la custodia de criptomonedas

    Cuando tengas que decidir qué tipo de solución de custodia de criptomonedas es la mejor, primero tienes que considerar tus necesidades. La opción correcta dependerá de qué tipo de inversor eres, cuánto posees y qué tan familiarizado estás con la tecnología.

    Autocustodia

    Pros:

    • Tu clave, tus monedas: solamente tú tienes acceso a tu cuenta.
    • No hay riesgos de terceros.

    Contras:

    • Si pierdes tu clave, pierdes el acceso a tus monedas.
    • Tus activos no están asegurados.
    • Si te hackean, puedes despedirte de tus posesiones para siempre.

    Custodia de terceros

    Pros:

    • El custodio se encarga de todo.
    • Es más sencillo para los principiantes.
    • Los custodios tienen un seguro para los activos que administran.
    • En algunos casos, puedes ganar intereses por las criptomonedas que depositas al hacer staking o préstamos a través del servicio de custodia de terceros.

    Contras:

    • El custodio controla tus monedas. Puede congelar tus activos, bloquear el acceso a tu billetera o limitar los retiros.
    • Existen riesgos: el custodio puede ser hackeado o declararse en quiebra.
    • Las comisiones pueden aumentar.

    Este artículo fue traducido por Natalia Paulovsky.

    Disclosure

    Tenga en cuenta que nuestra política de privacidad, condiciones de uso, cookies, y no vender mis datos personales ha sido actualizada.

    CoinDesk es un galardonado medio de comunicación que cubre la industria de la criptomoneda. Sus periodistas siguen un conjunto estricto de políticas editoriales. En noviembre de 2023, CoinDesk fue adquirido por el grupo Bullish, propietario de Bullish, un intercambio de activos digitales regulado. El grupo Bullish es mayoritariamente propiedad de Block.one; ambas empresas tienen intereses en una variedad de negocios de blockchain y activos digitales y tenencias significativas de activos digitales, incluido bitcoin. CoinDesk opera como una subsidiaria independiente con un comité editorial para proteger la independencia periodística. Los empleados de CoinDesk, incluidos los periodistas, pueden recibir opciones en el grupo Bullish como parte de su compensación.


    Learn more about Consensus 2024, CoinDesk's longest-running and most influential event that brings together all sides of crypto, blockchain and Web3. Head to consensus.coindesk.com to register and buy your pass now.