Los NFTs no dejan de crecer en América Latina en medio de un auge cripto

Distintas empresas y organizaciones de la región están incorporando tokens no fungibles en la vida cotidiana de los usuarios, lejos de la especulación.

AccessTimeIconOct 28, 2022 at 7:07 p.m. UTC
Updated Oct 28, 2022 at 7:24 p.m. UTC
Layer 2

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

En medio de numerosas crisis financieras y políticas en los últimos años, los ciudadanos latinoamericanos encontraron en las criptomonedas una poderosa herramienta para hacer frente a la inestabilidad. Ahora, los tokens no fungibles (NFTs) están en auge en la región, con el objetivo de resolver problemas reales, lejos de fines especulativos.

Read this article in English.

La alta inflación ha llevado a millones de latinoamericanos a buscar refugio en las criptomonedas, con las stablecoins a la cabeza. Según Mastercard, el 51% de los consumidores de la región ha realizado al menos una transacción con cripto. Según el Índice global de adopción de criptomonedas 2022 de Chainalysis, Brasil, Argentina, Colombia y Ecuador se encuentran entre los 20 principales países.

Los NFTs llegaron al público masivo en países desarrollados a través de proyectos especulativos como Bored Ape Yacht Club o CryptoPunks, NFTs que se convirtieron en artículos de colección muy buscados. Las empresas latinoamericanas, por el contrario, están invirtiendo en casos de uso de para los tokens no fungibles, como el apoyo a artistas locales, la reventa de boletos de avión o la donación a organizaciones sin fines de lucro.

Sigue a CoinDesk Español en Twitter.

Enigma.art es una plataforma descentralizada que principalmente brinda servicios de desarrollo de NFTs para reconocidos artistas latinoamericanos tradicionales, desde las bellas artes hasta la industria de la música. La plataforma conecta a los artistas con sus fanáticos a través de boletos para acceder a meet & greets, tarjetas coleccionables o canciones originales.

“Cuando ingresamos en el universo cripto en 2021 y descubrimos qué era un NFT, quisimos comprar una pieza original de un artista latinoamericano, hasta que nos dimos cuenta de que prácticamente no existían. Por eso, creamos nuestra propia plataforma para vincular a los fanáticos con los artistas a través de NFTs”, dijo a CoinDesk Facundo Migoya, CEO de Enigma.art.

Facundo y Manuel Migoya, de 21 y 18 años respectivamente, cofundaron Enigma.art en 2021, y la plataforma ya cuenta con más de 5000 usuarios y al menos 1500 billeteras conectadas. El producto permite a los usuarios encontrar y comprar canciones originales de los artistas, quienes reciben un porcentaje de regalías de la compra, luego disociar la voz de cada uno de los diferentes instrumentos y mezclarlos de manera diferente para crear una nueva pista original.

CoinDesk - Unknown

Herramienta mixer de Enigma. (Enigma.art website)

La plataforma actualmente trabaja con personalidades como Marta Minujin, una artista conceptual argentina de renombre internacional que vendió su primer NFT por 24 ETH (aproximadamente US$30,720). O Bizarrap, un productor musical argentino que alcanzó el primer lugar en el ranking Top 50 Global de Spotify y ya vendió su primer NFT por 100 ETH (US$128,000), parte de una colección más grande de NFT en producción.

“Todavía estamos creando y desarrollando nuevas herramientas para que los fanáticos inviertan en sus artistas favoritos, con acceso temprano y propiedad fraccionada sobre las nuevas canciones del artista a través de NFT, por ejemplo”, agregó Migoya.

Pero los NFTs en América Latina no se tratan solo de las industrias más sofisticadas, ya que las empresas regionales de NFT están tratando de generar innovación también en sectores más tradicionales.

En agosto, TravelX, un mercado de productos de viaje tokenizados, comenzó a ofrecer 2,5 millones de boletos de avión de la aerolínea argentina low-cost Flybondi, los cuales se tokenizan cuando se compran y se convierten en tokens no fungibles llamados NFTickets.

“Cuando los clientes compraban pasajes y después no podían tomar ese vuelo, era dinero que se perdía”, dijo a CoinDesk Federico Pastori, director comercial de Flybondi. “De esta manera, estamos creando un mercado secundario oficial donde la gente puede venderlos y revenderlos hasta tres días antes del despegue”.

Después de adquirir un NFTicket, un cliente puede subastarlo, venderlo, transferirlo, regalarlo o intercambiarlo a través de un sistema peer-to-peer en TravelX, que el director de blockchain de la startup, Facundo Martín Díaz, le dijo a CoinDesk cuando se lanzó.

“Imaginemos que está por suceder un gran evento, los clientes pueden comprar varios boletos y luego revenderlos o subastarlos por el doble del precio, las posibilidades con NFTickets son infinitas”, agregó Pastori.

Actualmente, los NFTickets se pueden comprar con dinero fiat o USDC a través de una billetera creada en TravelX, también desde BinancePay y, más recientemente, a través de Lemon, un exchange cripto latinoamericano. Tanto TravelX como Flybondi reciben una comisión de 2% en cada transacción.

Un millón de avatars

Lemon, que cuenta con más de un millón de usuarios en Argentina y Brasil, lanzó en agosto la colección de NFTs más grande del mundo hasta la fecha, creando un avatar único para cada uno de sus usuarios.

CoinDesk - Unknown

Colección de "Lemmys" de Lemon. (OpenSea)

“Vimos que los NFTs en todo el mundo se usaban principalmente con fines especulativos y también que en la región encontraban difícil el proceso existente para obtener un NFT, por lo que dimos acceso gratuito a los NFTs a todos nuestros usuarios”, dijo a CoinDesk el CEO de Lemon, Marcelo Cavazzoli.

Los NFTs, llamados "Lemmys", se generan aleatoriamente cuando los usuarios los activan. Por ahora, no se pueden modificar, canjear ni comprar, aunque será posible en un futuro próximo, afirmó Cavazzoli, y agregó que más de 400.000 del millón de usuarios han reclamado su NFT.

Con un enfoque más solidario, Pequeños Pasos, una organización no gubernamental (ONG) con operaciones a nivel global que desarrolla programas de integración para familias en comunidades vulnerables de Argentina, lanzó en mayo su primera colección NFT de dibujos digitalizados realizados por los niños que participan de los programas.

“El proyecto NFT está destinado a que las personas se involucren con la organización de una manera más tangible y luego obtengan recompensas como una participación especial en nuestros eventos”, dijo a CoinDesk Matías Ronconi, presidente de Pequeños Pasos.

CoinDesk - Unknown

Pequeños Pasos lanzó una colección de NFTs con dibujos digitalizados hechos por niños. (Pequeños Pasos)

El proyecto de NFTs de Pequeños Pasos contó con la colaboración de Santiago Siri, contribuyente argentino del proyecto Prueba de Humanidad y desarrollador del token ERC-20 de ingreso básico universal (UBI, por sus siglas en inglés). Hasta ahora, se han vendido 25 piezas a $50 cada una a través de OpenSea.

“La adopción de NFT todavía es nueva en América Latina, pero queríamos ser parte de esto desde el principio”, dijo Ronconi.

DISCLOSURE

Please note that our privacy policy, terms of use, cookies, and do not sell my personal information has been updated.

The leader in news and information on cryptocurrency, digital assets and the future of money, CoinDesk is a media outlet that strives for the highest journalistic standards and abides by a strict set of editorial policies. CoinDesk is an independent operating subsidiary of Digital Currency Group, which invests in cryptocurrencies and blockchain startups. As part of their compensation, certain CoinDesk employees, including editorial employees, may receive exposure to DCG equity in the form of stock appreciation rights, which vest over a multi-year period. CoinDesk journalists are not allowed to purchase stock outright in DCG.

CoinDesk - Unknown

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

CoinDesk - Unknown

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.