Crece la adopción cripto en Perú a medida que aumentan la inflación e inestabilidad política

En medio de denuncias de corrupción sobre la dirigencia política y altas tasas de inflación, los peruanos están encontrando en las criptomonedas un resguardo de valor.

AccessTimeIconAug 31, 2022 at 6:57 p.m. UTC
Layer 2

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

En los últimos 15 años Perú ha sido una de las economías de más rápido crecimiento en América Latina. Pero su agitación política y el aumento de la inflación durante el último año han inquietado a los peruanos, y ha llevado a muchos a recurrir a las criptomonedas como reservas de valor.

“Hay dos razones para la creciente adopción de criptomonedas en Perú”, dijo a CoinDesk Álvaro Castro Lora, abogado especialista en regulación cripto y fundador de la Asociación Blockchain de Perú.“Una es la inflación, que ha hecho perder la confianza de la gente en el sol peruano, la moneda local, y otra son las preocupaciones respecto al gobierno.”

Buda.com, un exchange cripto de origen chileno con operaciones en Perú desde 2017, registró un “crecimiento exponencial” de adopción cripto en 2021. Según Carlos Bernos, country manager de Buda.com Perú, el volumen anual de trading pasó de $19.500 en 2020 a más de $74 millones en 2021, alcanzando un volumen de $22 millones en lo que va de 2022.

Buda.com, con más de 500.000 usuarios en la región, es uno de los varios exchanges de criptomonedas que aterrizaron en Perú en los últimos dos años. Las plataformas argentinas Buenbit y Let's Bit abrieron operaciones en el país sudamericano a fines de 2021, mientras que la española Bit2Me ingresó con la adquisición del exchange local Fluyez, en julio de este año.

Buenbit, con más de 700.000 usuarios, registró una fuerte adopción de criptomonedas estables en Perú, en parte debido a que es uno de los países con la mayor adopción de dólares estadounidenses en América Latina.

Castro Lora dijo que, a pesar de que el dólar es moneda de curso legal en Perú, el tipo de cambio que imponen los bancos entre el sol peruano y el dólar estadounidense suele ser muy alto, razón que lleva a los peruanos a dolarizarse en lugares como las casas de cambio paralelas, también llamadas “cambistas”.

“Creíamos que las criptomonedas estables tendrían una gran demanda en el país, y así fue, ya que son las criptomonedas más compradas en nuestra plataforma”, Matías Romero, country manager de Buenbit en Perú, dijo CoinDesk, y agregó que el 90% del volumen de trading de dinero fiat en la plataforma se intercambia por stablecoins.

Buenbit fue el primer exchange en agregar una criptomoneda estable vinculada al sol peruano, llamada nuPen y desarrollada en asociación con Num Finance, una empresa cripto que también creó nuARS, una stablecoin vinculada al peso argentino que opera en la blockchain de Binance.

Según Bernos, de Buda.com, el uso de stablecoins vinculadas al dólar estadounidense en Perú ha crecido durante el último año. En lo que va de 2022, el exchange registró $1,4 millones en transacciones de USDC, en comparación con el volumen de $945.000 de todo 2021.

Descentralización versus intervención

Con el sol peruano manteniendo el valor frente al dólar estadounidense, la economía de Perú creció de manera constante desde 1999 hasta 2019, con picos de hasta 9,1%, como en 2008, convirtiendo al país en una de las economías más pujantes de América Latina.

Perú registró una inflación mensual de 1% en julio, sumando un aumento interanual de 9,28%. Esa es la mayor alza de los precios en 25 años y se encuentra muy por encima de la meta anual de inflación del banco central de Perú, de entre 1% y 3%.

“Para nosotros, que no hemos tenido inflación por mucho tiempo, 9% es bastante alto. A pesar de que el tipo de cambio no se ha disparado, la moneda local se ha ido depreciando poco a poco frente al dólar estadounidense”, dijo Romero, de Buenbit, a CoinDesk. “Por lo tanto, existe un interés creciente por parte de los usuarios por proteger sus ingresos, y encuentran en las criptomonedas una muy buena manera de hacerlo”.

La inestabilidad política es otro problema. Siete presidentes han asumido el cargo en Perú desde 2011, quienes se vieron inmersos en múltiples investigaciones por corrupción.

Pedro Castillo, el actual presidente populista que asumió el cargo hace un año, ha sobrevivido hasta ahora a dos intentos de juicio político, fue expulsado de su propio partido, Perú Libre, en julio y actualmente enfrenta investigaciones en curso por presunta corrupción. Desde que asumió el cargo, Castillo ha realizado 50 cambios en su gabinete, y su primer ministro renunció a principios de agosto.

Castro Lora, de la Asociación Blockchain, dijo que cuando Castillo asumió el cargo, los peruanos temían que el nuevo gobierno impusiera restricciones cambiarias, controles de capital o causara una devaluación de la moneda, y que ese temor llevó a los peruanos más ricos a sacar su dinero del país.

“Pero las personas que no pueden, quienes no tienen suficientes ahorros guardados, comenzaron a considerar las criptomonedas como una alternativa de reserva de valor”, afirmó Castro Lora. “Algunos han comenzado a invertir en cripto justamente porque su descentralización es una fortaleza ante una intervención estatal”.

Por otra parte, el envío de remesas es otro de los casos de uso de criptomonedas más importantes en Perú, en parte porque los bancos tradicionales pueden demorar hasta 72 horas en realizar una transferencia y, por lo general, cobran comisiones de 10 % por transacción, según Romero, de Buenbit.

Las remesas desde países extranjeros alcanzaron los $929 millones en el segundo trimestre de 2022, mientras que el dinero enviado desde Perú a otros países sumó $45 millones, según el Banco Central de Perú.

“Ahí se abren espacios interesantes para cripto para realizar esos envíos internacionales que el sistema bancario todavía no ha podido solucionar”, dijo Romero.

Regulaciones cripto

Según Camilo Cristia, CEO de Let's Bit, un exchange de criptomonedas con más de 5000 usuarios en Perú, la inestabilidad impulsa la adopción de criptomonedas en Perú, ya que los países estables, con menos urgencias que abordar, cuentan con mayor disponibilidad para votar regulaciones que podrían afectar a la industria cripto.

Pero, a su vez, la falta de regulación en Perú hace que sea más difícil para los exchanges abrir cuentas bancarias, dado que los bancos no son “amigables con las criptomonedas”, dijo Cristia.

El congreso de Perú ha estado considerando un proyecto de ley de comercialización de criptoactivos desde diciembre. Su objetivo es regular a los exchanges de criptomonedas y promover el trading como una actividad económica legal, segura y protegida por el Estado, aunque sin establecer a las criptomonedas como una moneda de curso legal (a diferencia de El Salvador con bitcoin).

Julio Velarde, presidente del Banco Central de Perú, anunció en noviembre de 2021 que la autoridad monetaria de ese país está desarrollando su propia moneda digital (CBDC) en asociación con países como Singapur. El banco se encuentra trabajando en un white paper y planificando reuniones con India y el Fondo Monetario Internacional para obtener mayor información sobre las CBDCs.

“Ahora comienza a haber un poquito más de interés por la regulación, que esperemos que sea positiva, y que esa claridad regulatoria de alguna forma nos ayude a nosotros como exchanges, pero también les dé más tranquilidad a los usuarios”, dijo Romero, de Buenbit.

DISCLOSURE

Please note that our privacy policy, terms of use, cookies, and do not sell my personal information has been updated.

The leader in news and information on cryptocurrency, digital assets and the future of money, CoinDesk is a media outlet that strives for the highest journalistic standards and abides by a strict set of editorial policies. CoinDesk is an independent operating subsidiary of Digital Currency Group, which invests in cryptocurrencies and blockchain startups. As part of their compensation, certain CoinDesk employees, including editorial employees, may receive exposure to DCG equity in the form of stock appreciation rights, which vest over a multi-year period. CoinDesk journalists are not allowed to purchase stock outright in DCG.

CoinDesk - Unknown

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

CoinDesk - Unknown

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

Investing in the Future of the Digital Economy
October 18-19 | Spring Studio, NYC