Chilenos recurren a stablecoins para proteger sus ingresos en medio de una crisis económica

La economía más estable de América Latina en las últimas tres décadas está sufriendo una recesión. Los ciudadanos están recurriendo a las criptomonedas para resguardarse .

AccessTimeIconAug 3, 2022 at 3:18 p.m. UTC
Updated Aug 3, 2022 at 7:26 p.m. UTC
Layer 2

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

Acostumbrados a vivir en el país económicamente más estable de América Latina de los últimos 30 años, los chilenos están acudiendo a las stablecoins para proteger sus activos ante la reciente inflación récord y la creciente devaluación del peso. Los exchanges cripto locales registraron hasta 50% de crecimiento en transacciones de criptomonedas estables durante los últimos tres meses.

Read this article in English.

CryptoMarket, un exchange con base en Chile que cuenta con 200.000 usuarios en el país, registró un incremento del 50% en transacciones de dos de las stablecoins más utilizadas, tether (USDT) y USD coin (USDC), durante el segundo trimestre de 2022, dijo a CoinDesk Eduardo Pérez de Castro, country manager de la compañía en Chile.

Sigue a CoinDesk en Twitter.

Las criptomonedas estables o stablecoins son un tipo de criptomoneda cuyo valor está vinculado al de otro activo para estabilizar su precio. USDT y USDC, por ejemplo, están vinculadas 1:1 con el dólar estadounidense.

“Hoy día las stablecoins representan el 30% de la compra de los usuarios, y es de las criptomonedas que más eligen comprar si es su primera vez utilizando la plataforma”, agregó Pérez de Castro.

Buda.com, uno de los primeros exchanges en lanzarse en Chile, en 2015, también ha registrado un creciente interés por las stablecoins. La dominancia de las criptomonedas estables en su plataforma subió de 11% en junio a 20% en julio. USDC, que fue agregada a la plataforma hace menos de un año, es la tercera criptomoneda con más transacciones dentro de la plataforma, después de bitcoin (BTC) y ether (ETH).

“Vemos esto como una tendencia y algo que los usuarios están utilizando como una oportunidad para comprar dólares estadounidenses sin la necesidad de tener que ir a un banco o a una casa de cambio”, dijo a CoinDesk Jazmín Jorquera, gerenta de operaciones en Buda, plataforma que cuenta con más de 500.000 usuarios y que opera en Chile, Argentina, Perú y Colombia.

Este crecimiento de adopción de stablecoins se da principalmente por las circunstancias macroeconómicas de Chile. En junio, la inflación del país subió hasta 12,5%, el pico interanual más alto de los últimos 28 años. Un mes después, el peso chileno alcanzó una valoración mínima de 1045 pesos por dólar tras caer 3,7% en un día, forzando al Banco Central de Chile a intervenir con $25.000 millones en el mercado para frenar una devaluación aún mayor.

“El chileno común está acudiendo a las stablecoins para ahorrar dinero y conservar su valor”, dijo Joel Vainstein, CEO de OrionX, un exchange basado en Chile con más de 100.000 usuarios, operaciones en Perú y próximamente en México. USDT se convirtió en la segunda criptomoneda con más transacciones en la plataforma durante los últimos tres meses.

Las razones

Según Pérez de Castro, la reciente inestabilidad de la economía chilena se debe principalmente a la incertidumbre política.

Los ciudadanos de Chile votarán en septiembre si cambiarán o no su Constitución, la cual no ha sido modificada desde 1980, cuando el dictador Augusto Pinochet ejercía el poder.

Esta votación está vinculada a lo que los chilenos llaman el “estallido social”, una serie de protestas que tuvieron lugar en octubre 2019 luego de que se decretara un aumento en los precios del transporte público. Las manifestaciones, que resultaron en violencia militar, metros prendidos fuego y varias muertes, duraron hasta marzo de 2020 y colaboraron al cambio de rumbo político del país, llevando al líder de izquierda Gabriel Boric a ganar las elecciones presidenciales en diciembre 2021.

En este contexto de inestabilidad, los bancos registraron un incremento de 200% en la demanda de cuentas bancarias en dólares por parte de locales entre abril de 2021 y el mismo mes durante este año. Pero obtener una cuenta bancaria en moneda extranjera no es tan simple en Chile.

Según el economista chileno especializado en criptomonedas Pablo Donders, para abrir una cuenta bancaria en dólares, los locales deben primero abrir una cuenta corriente nacional en el mismo banco, lo cual requiere un nivel mínimo de ingresos cercano a la mediana –de aproximadamente 457.690 pesos chilenos o $507, según reportes oficiales– o incluso mayor.

“Es por eso que la mayoría de la gente no tiene acceso a cuentas corrientes, y menos en dólares, ya que también se requiere una documentación que demuestre que llevas a cabo una actividad comercial en el extranjero”, agregó Donders.

Operando con una “tranquilidad nerviosa”

En 2018, cuando diferentes exchanges cripto se estaban instalando en Chile, bancos tradicionales como el Banco del Estado de Chile, Banco Itaú y Scotiabank, entre otros, comenzaron a cerrar las cuentas bancarias de los exchanges de manera unilateral debido a “falta de regulación” y “riesgos incontrolables de lavado de dinero”, según los escritos legales de algunas instituciones financieras en ese entonces. Esta medida puso a las plataformas cripto en peligro de insolvencia dificultando sus operaciones en el país.

Los exchanges Buda.com, CryptoMkt y OrionX llevaron el caso inmediatamente al Tribunal de Libre Competencia del país, demandando a 10 de las instituciones financieras más grandes del país por “abuso de posición dominante”. Y un mes después los bancos fueron obligados a reabrir las cuentas de los exchanges por decisión del tribunal.

Sin embargo, el conflicto legal no se resolvió. Los bancos apelaron la decisión de la corte y cuatro años después la demanda continúa en el Tribunal de Libre Competencia. Según los exchanges, el juicio está en su etapa final y los bancos podrían enfrentar multas de aproximadamente $76 millones en caso de perder la disputa, según Vainstein, de OrionX.

“El juicio nos tiene constantemente en tensión, pero al menos ahora tenemos una determinación de mercado donde contamos con cierta protección, pero operamos con una constante tranquilidad nerviosa”, dijo Pérez de Castro.

Los exchanges buscan una regulación que pueda ayudarlos a ganar protección legal, según dijeron sus representantes a CoinDesk, y agregaron que esperan que se apruebe próximamente la Ley Fintech que está en el Congreso desde hace tres años.

Además, el gobierno chileno planea desarrollar una moneda digital emitida por el banco central (CBDC) y creó un equipo con el propósito de escribir un white paper para el primer trimestre del año. Sin embargo, en mayo el banco central publicó un reporte retrasando esta decisión, al indicar que “no existe todavía información suficiente para tomar una decisión final sobre la emisión de una CBDC”.

DISCLOSURE

Please note that our privacy policy, terms of use, cookies, and do not sell my personal information has been updated.

The leader in news and information on cryptocurrency, digital assets and the future of money, CoinDesk is a media outlet that strives for the highest journalistic standards and abides by a strict set of editorial policies. CoinDesk is an independent operating subsidiary of Digital Currency Group, which invests in cryptocurrencies and blockchain startups. As part of their compensation, certain CoinDesk employees, including editorial employees, may receive exposure to DCG equity in the form of stock appreciation rights, which vest over a multi-year period. CoinDesk journalists are not allowed to purchase stock outright in DCG.

CoinDesk - Unknown

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

CoinDesk - Unknown

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.