Por qué las tasas de rendimientos de exchanges latinoamericanos duplican a las de otras regiones

A pesar de la inestabilidad inflacionaria y macroeconómica, América Latina se posiciona como uno de los mercados cripto con más altas tasas de rendimiento con stablecoins, bitcoin y ether.

AccessTimeIconJun 7, 2022 at 5:04 p.m. UTC
Layer 2

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

América Latina, una región caracterizada por altos niveles de inflación y economías inestables, se encuentra ahora entre los mercados cripto con las tasas de rendimiento más altas.

Los exchanges cripto regionales ofrecen rendimientos anuales en stablecoins de hasta 15%, muy por encima de las tasas ofrecidas por compañías globales en mercados desarrollados, que en los mejores casos suelen llegar hasta 9% anual.

Read this article in English.

La búsqueda de nuevos usuarios, la reinversión de los fondos y el creciente interés de la región por el mundo cripto son algunas de las razones de estas agresivas tasas de interés, dijeron a CoinDesk varias compañías.

En abril el principal exchange cripto de la región, Bitso, lanzó un servicio de earnings yield con una tasa de hasta 15% con las stablecoins USDC, USDP y BUSD, y hasta 6% con bitcoin. El feature está disponible en todos los países donde opera: México, Brasil, Argentina y Colombia.

Sigue a CoinDesk En Español en Twitter.

“América Latina es una de las regiones con mayor adopción cripto a nivel mundial. Ese entusiasmo se refleja en las tasas de rendimiento de los exchanges”, dijo a CoinDesk el director de Políticas Públicas de Bitso, Julián Colombo.

Para mantener estas tasas de 15% Bitso utiliza diferentes protocolos DeFi, como liquidity, mining y staking pools, entre otros, dijo Colombo, sin entrar en detalles.

Lemon, un exchange argentino que llegó a más de 1 millón de usuarios en mayo, ofrece hasta 13% de interés con DAI y 12% con USDC. “En países de América Latina como la Argentina, las personas tienen al dólar como una de las monedas en las que resguardan valor y por eso encuentran una alternativa muy atractiva en las stablecoins”, dijo a CoinDesk Santiago Di Paolo, líder de Comunidad e Investigación de Lemon.

Las tasas cripto en América Latina están por encima de los principales exchanges de los Estados Unidos, como Hodlnaut, Crypto.com, Gemini, Coinbase o Celsius, que ofrecen intereses anuales de entre 5% y 9,45% en stablecoins, de acuerdo a sus sitios web.

En octubre de 2020 Buenbit, un exchange argentino con presencia en Perú y México y más de 700.000 usuarios, fue una de las primeras compañías en comenzar a ofrecer tasas de rendimiento en stablecoins. Actualmente la plataforma brinda intereses anuales de hasta 8,25% en DAI y otras tasas con ETH y SOL mediante el uso de protocolos DeFi como Compound, dijo Agustín Liserra, CFO de Buenbit, a CoinDesk.

“Decidimos trasladar a los usuarios prácticamente todos los rendimientos que DeFi ofrece para onbordear en el mundo cripto a mucha gente y a la vez ser un producto competitivo y atractivo para los usuarios que ya interactuaban con el ecosistema cripto”, dijo Liserra.

Belo, un exchange argentino con más de 170.000 usuarios, ofrece rendimientos de 8,5% anual con DAI y USDC, 5,25% con BTC y 4% con ETH. Los usuarios pueden acceder a esas tasas no solo desde Argentina sino desde 176 países en los que la compañía está disponible. “Nuestros usuarios se diversifican, sobre todo en los bull markets. No solo se suman personas del mundo cripto, sino de todos los ámbitos”, comentó Manuel Beaudroit, CEO de Belo, a CoinDesk.

Cambios tras la implosión de Terra

El colapso de Terra y la tendencia bajista en el mercado cripto afectaron a los exchanges latinoamericanos.

Buenbit y Lemon solían ofrecer hasta un 18 % de rendimiento anual a los usuarios que prestaban UST a través de Anchor. Ahora, ambas compañías han cambiado el nombre de la antigua UST a USTC en sus aplicaciones, pero su venta, trading y almacenamiento continúan suspendidos.

Ambas compañías listaron el nuevo token LUNA y enviaron el primer airdrop a quienes habían invertido previamente en Luna Classic (LUNC) y UST Classic, dijeron a CoinDesk.

“Después de lo de Terra, la confianza en el ecosistema cripto en general se vio un poco mermada”, dijo Liserra, de Buenbit.

Por su parte, Di Paolo, de Lemon, explicó que el desplome de Terra Classic “desencadenó en un escenario donde los usuarios están más atentos a estudiar cada proyecto antes de invertir su dinero y encontrarse pendientes de los avances del mismo”.

Este contexto no solo afectó a los exchanges que tenían enlistada la stablecoin sino que generó un clima de desconfianza entre los usuarios en todo el ecosistema cripto de América Latina, según las compañías.

Bitso, que no tenía disponible la criptomoneda, comenzó a recibir dudas y preguntas por parte de varios usuarios, dijo Colombo. Algo similar ocurrió con Belo, que tampoco tenía enlistada la stablecoin.

"Por la forma en que los mercados suelen comportarse, en un par de meses, si el mercado sube, nadie recordará esto", dijo el CEO de Belo, Beaudtroit.

DISCLOSURE

Please note that our privacy policy, terms of use, cookies, and do not sell my personal information has been updated.

The leader in news and information on cryptocurrency, digital assets and the future of money, CoinDesk is a media outlet that strives for the highest journalistic standards and abides by a strict set of editorial policies. CoinDesk is an independent operating subsidiary of Digital Currency Group, which invests in cryptocurrencies and blockchain startups. As part of their compensation, certain CoinDesk employees, including editorial employees, may receive exposure to DCG equity in the form of stock appreciation rights, which vest over a multi-year period. CoinDesk journalists are not allowed to purchase stock outright in DCG.

CoinDesk - Unknown

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

CoinDesk - Unknown

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.