Konstantin Anissimov is head of institutional sales at CEX.IO.

Las volátiles y a veces extraordinariamente elevadas tarifas de Ethereum han sido un importante tema de conversación. Los críticos suelen citar las tarifas de la red como un defecto fatal que la hace inutilizable, abriendo la puerta a que un "asesino de ETH" la destrone como principal plataforma de ejecución de contratos inteligentes. Al más alto nivel, el requisito de pagar altas tarifas para ejecutar transacciones socava su pilar central de inclusión.

Read this article in English.

No todos los usuarios tienen la capacidad de pagar altos fees de transacción. Pero Ethereum no puede ser descartado por su alto costo de uso. Para entender esta perspectiva, hay que comprender el mecanismo de tarifas de la red y las innovaciones que se están desarrollando y desplegando actualmente.

Qué es el gas y cómo funciona

El gas es el combustible necesario para ejecutar transacciones en la red Ethereum. En la blockchain de Ethereum, el gas se refiere al costo necesario para realizar una transacción. Los diferentes tipos de transacciones cuestan diferentes cantidades de gas dependiendo de su complejidad. Por ejemplo, una simple transferencia de ETH requiere menos gas que la transferencia de tokens ERC o el intercambio de activos en un exchange descentralizado nativo de ETH (DEX, por sus siglas en inglés).

Cada bloque de la red puede aceptar una cantidad límite de gas antes de ser considerado inválido. Ese límite cambia con el tiempo, dependiendo de una serie de factores. Así, no todas las transacciones en un momento dado acabarán en un bloque determinado.

Como toda acción en la red requiere gas —y hay un límite en la cantidad de gas utilizada en cada bloque—, los mineros que confirman las transacciones eligen primero las que tienen más gas (recompensa). El resto se destina a bloques posteriores o directamente no es seleccionado. Por esa razón el gas actúa como una oferta del usuario por el espacio del bloque. Esta dinámica da lugar a costosas tarifas de red cuando un mayor número de usuarios puja por un número limitado de espacio por bloque.

Qué significan realmente las altas comisiones

Gastar $10, $50 o $150 por transacción no es lo ideal para la mayoría de los usuarios cripto. Ethereum 2.0, una actualización de toda la red para hacer la blockchain más escalable, no pudo llegar lo suficientemente pronto. No obstante, las elevadas tarifas actuales sugieren que los usuarios valoran el espacio de los bloques de ETH como algo valioso. Las altas tarifas pueden ser temporales, pero es interesante preguntarse por qué la gente las soporta.

Los usuarios de ETH pueden recurrir a Solana, BSC o cualquier otra plataforma de contratos inteligentes para ejecutar la misma transacción por centavos de dólar. Pero la gran mayoría no lo hace porque cree que Ethereum es una mejor plataforma, y está dispuesta a pagar esa diferencia para usarla. Esto es un indicio positivo de que las comisiones no son una debilidad, como muchos se inclinan a pensar. Más bien, es un indicio de la adherencia de Ethereum de la que carecen otros "asesinos de ETH".

Por qué los usuarios siguen eligiendo Ethereum

La principal razón por la que Ethereum sigue siendo superior a sus homólogos —y por lo tanto su costo vale la pena— es que está bastante descentralizada. La descentralización es clave para la seguridad de la red y para evitar que una cadena sea secuestrada por quienes la validan. (La seguridad de la red se refiere a la seguridad de la propia cadena de bloques, a diferencia de la seguridad de los contratos inteligentes de la cadena. Un contrato en cualquier cadena es tan seguro como el desarrollador lo construya).

Esto no significa necesariamente que otras cadenas sean menos descentralizadas. Pero con las cadenas alternativas los validadores tienen una mayor probabilidad de trabajar individual o colectivamente para reorganizar bloques, revertir transacciones y llevar a cabo otras acciones maliciosas. Un análisis comparativo de Ethereum y sus competidores más cercanos ilustra que es la blockchain de contratos inteligentes más descentralizada del espacio.

Cualquiera que tenga la capacidad de instalar un lugar de minado puede validar las transacciones de Ethereum con su actual modelo de consenso proof-of-work (PoW). Esta baja barrera de entrada beneficia a la descentralización y, a su vez, a la seguridad de la red. Además, PoW requiere una entrada computacional para aprobar las transacciones, lo que separa el control sobre la oferta del control sobre la red. Los validadores simplemente no pueden comprar más ETH para obtener un poder superior sobre la red. En su lugar, deben comprar una cantidad de poder computacional superior al 50% del total de la red para hacerse con ella. El costo incremental para hacer esto es alto y destruiría la red (y por tanto la inversión realizada para adquirir el poder computacional), lo que desincentiva a los validadores de redes PoW a atacarla.

Después de que Ethereum cambie al consenso proof-of-stake (PoS), será necesario adquirir 32 ETH para validar la red. Esto equivale a unos $84.400 al precio actual del mercado y a unos $155.800 al máximo histórico de ETH. El requisito de capital para validar transacciones una vez que se lance ETH 2.0 parece desalentador, y podría reducir el número de validadores en la red y por lo tanto la descentralización de Ethereum. No obstante, en términos relativos, el monto es bajo. Glassnode indica que hay aproximadamente 107.700 direcciones con 32 ETH, lo que significa que habrá más de 100.000 validadores potenciales cuando se complete la migración. Esto es positivo desde un punto de vista de descentralización.

Innovaciones en Ethereum

En parte, las innovaciones en Ethereum y sus alrededores se han puesto en marcha debido a los elevados costos de ETH. Llamada Serenity, ETH 2.0 es una actualización de la red centrada en la escalabilidad, la sostenibilidad y la eficiencia. La pieza central de la actualización se basa en la migración de su actual mecanismo de consenso PoW a PoS, el cual permitirá a ETH 2.0 reducir su impacto medioambiental e implementar características de escalabilidad con compromisos marginales para la seguridad de la red.

La fragmentación tendrá como objetivo reducir las tasas y mejorar la escalabilidad. Sin embargo, si la demanda sigue aumentando, el impacto neto en las tarifas podría ser marginal o negativo en algunos casos, dado el mecanismo de tarifas de gas de la red. La división de la red en 64 fragmentos permitirá escalar hasta unas 100.000 transacciones por segundo (TPS). Esto supondría un aumento sustancial en comparación con la capacidad actual de la red, que es de 30 TPS. Sin embargo, aún se desconoce en gran medida el calendario de despliegue de estas funciones.

El desarrollo y la adopción de la capa 2 —también conocida como Layer 2 o L2— ha contribuido a la ampliación de ETH en el presente al reducir las comisiones y aumentar el rendimiento de las transacciones. Las transacciones gestionadas en L2 se realizan fuera de la cadena (no en la blockchain de Ethereum), lo que las aísla de los inconvenientes actuales del uso de la mainnet de Ethereum (capa 1 de Ethereum).

Tanto las aplicaciones financieras descentralizadas (DeFi) como las empresas centralizadas se han centrado en L2; Uniswap lanzó recientemente la v3 de su plataforma en Polygon, y CEX.IO también se integró con la solución de escalado de Layer 2. A pesar de estar en una fase de desarrollo, la cantidad de valor bloqueado (TVL, por sus siglas en inglés) en las L2 de Ethereum ha superado los $5.500 millones (aproximadamente 1.7 millones de ETH distribuidos en todo el ecosistema).

Mejoras y aumento de volumen

Las volátiles y a menudo costosas tarifas de gas de Ethereum pueden hacer que la red sea difícil de usar en ocasiones. Sin embargo, el uso sostenido de la red en medio de las altas tarifas, sumado al aumento de la Layer 2 y otros desarrollos de ETH, trae a la superficie un claro mensaje. Las elevadas tarifas de ETH demuestran en realidad que los usuarios consideran que la red es superior y, por ello, los costes se están abordando de múltiples maneras. Las mejoras en el alcance y la usabilidad del ecosistema continuarán a medida que las entradas de capital se mantengan y más usuarios lo aprovechen.

Este artículo fue publicado por Andrés Engler.

DISCLOSURE

Please note that our privacy policy, terms of use, cookies, and do not sell my personal information has been updated.

The leader in news and information on cryptocurrency, digital assets and the future of money, CoinDesk is a media outlet that strives for the highest journalistic standards and abides by a strict set of editorial policies. CoinDesk is an independent operating subsidiary of Digital Currency Group, which invests in cryptocurrencies and blockchain startups. As part of their compensation, certain CoinDesk employees, including editorial employees, may receive exposure to DCG equity in the form of stock appreciation rights, which vest over a multi-year period. CoinDesk journalists are not allowed to purchase stock outright in DCG.

CoinDesk - Unknown

Konstantin Anissimov is head of institutional sales at CEX.IO.