Cómo ‘World of Women’ se convirtió en un fenómeno NFT entre celebridades

En un espacio dominado por hombres, esta popular colección NFT es una dosis de diversidad y energía muy necesaria. Gary Vaynerchuk, Pransky y Logan Paul son fans.

Sep 30, 2021
CoinDesk Insights

Es un secreto a voces que las mujeres están poco representadas en el mundo cripto. Lo que ayuda a explicar por qué el nuevo megaéxito de los tokens no fungibles (NFTs), World of Women, es una inyección de energía tan bienvenida para ese espacio. “La misión de mi arte siempre ha sido visibilizar a las mujeres, ponerlas en el foco de atención y aportar más diversidad al espacio”, dice Yam Karkai, que lanzó los NFTs con su socio Raphael Malavieille.

Read this article in English.

El dúo lanzó la colección el 27 de julio y se agotó de la noche a la mañana. Entre sus numerosos fans se encuentran el empresario de Internet Gary Vaynerchuk, el destacado coleccionista de NFTs Pransky y el YouTuber Logan Paul, quien se ofreció públicamente a regalar a Reese Witherspoon un World of Women que se parece a la actriz.

Jeff Wilser es autor de siete libros, entre los que se encuentran Alexander Hamilton’s Guide to Life, The Book of Joe: The Life, Wit, and (Sometimes Accidental) Wisdom of Joe Biden y un libro seleccionado por Amazon Best Book of the Month tanto en no ficción como en humor.

Karkai y Malavieille no son cripto-insiders; no tienen una historia en ese espacio. La pareja se conoció en la vida real hace cinco años en París, donde Karkai estudiaba actuación (su vida antes de los NFTs incluye el teatro, la escritura de guiones y la ilustración digital.) Cuando las colecciones de NFTs explotaron, se dieron cuenta de que podría ser una forma de distribuir más ampliamente el arte de Karkai. Trabajaron en equipo: Karkai dibujaba y creaba, mientras Malavieille —con experiencia en gestión de proyectos— se centraba en lo operativo.

¿Los resultados? Ahora el precio mínimo de World of Women es de 1.5 ETH —o aproximadamente $5.100—, lo que significa que el valor combinado del proyecto, de 10.000 NFTs, es de al menos $51 millones. Karkai y Malavieille cuentan cómo lanzaron la colección, los pasos que tomaron para promover la inclusión, y cómo es convertirse de repente en famosos en el mundo cripto.

CoinDesk: ¿Cómo empezó esto?

Yam Karkai: Bueno: sentí que, en mi opinión, no estaba llegando a un público lo suficientemente amplio con mi arte de uno a uno, para el mensaje y el cambio que quiero ver en este espacio. Así que, ¿por qué no hacer un proyecto coleccionable con mujeres en lugar de con simios, pandas u osos? Porque las mujeres son hermosas, y son importantes, y son relevantes.

¿Cuáles son algunas de las reacciones que has visto?

Karkai: Mujeres que me dicen: “Soy una mujer de color. Soy de Kenia o de la India. Y es la primera vez que hay un avatar que se parece a mí, y que siento que podría ser yo o cualquiera de mi familia”.

Supongo que cuando se lanzó era muy importante ser inclusivo. ¿Puedes hablar de ello?

Karkai: Crear la mujer base que pudiera ser de cualquier etnia, o cualquier tipo de persona, era extremadamente importante para mí. Hubo muchos bocetos y mucho ensayo y error. Pero al final diseñé una mujer que tiene la cara redonda, así que podría ser delgada o de talla grande; no lo sabemos porque es un retrato de busto y no sabemos cómo es el cuerpo.

Y también trabajé para crear una forma de ojos que pudiera pasar como potencialmente asiática, o europea, o africana, etcétera.

¿Y los tonos de piel?

Karkai: Me inspiré en Fenty Beauty, la línea de maquillaje de Rihanna. Ella tiene la gama de tonos de piel más diversa de la historia del maquillaje. Y les puse nombres respetuosos porque vi que algunos proyectos nombraban sus tonos de piel como negro, amarillo y blanco, y para mí eso era increíblemente irrespetuoso.

¿Qué otras sensibilidades culturales tuviste en cuenta?

Karkai: En primer lugar, ninguna referencia religiosa. Soy medio oriental, así que me apetecía mucho tener un collar de nazar, el collar del mal de ojo. Pero me dije a mí misma que no, que no iba a hacerlo, porque si empezaba a poner cosas de mi cultura tendría que incluir la de los demás, y sería imposible complacer a todo el mundo. Así que nada de cosas religiosas, ni referencias políticas, ni nada que pudiera ser confundido con una falta de respeto.

Raphael Malavieille: Y luego estaba la preocupación por la apropiación cultural...

Karkai: Por ejemplo, cuando estaba dibujando peinados, Raph vino y me dijo: “Oye, ¿por qué no haces un gran pelo afro?”. Pero no quise porque, después de todo, este es un proyecto generativo [se generan 10.000 combinaciones únicas a partir de los “activos base” que dibuja Karkai], y si una chica blanca con ojos azules acaba con un afro, va a parecer que se está vistiendo como una mujer afroamericana. Y eso es literalmente una apropiación cultural. Es la misma razón por la que no hice trenzas africanas, o no incluí un velo musulmán.

Tus seguidores en las redes sociales se han disparado. ¿Cuál es tu secreto para el rápido crecimiento?

Malavieille: Mientras Yam hacía el arte, yo investigaba el espacio. Me fijé en todos los proyectos de mayor calidad, como The Wicked Craniums o Bulls on The Block, o Deadheads. Me fijé en todos los que se vendían muy rápido y tenían mucha publicidad en el momento del lanzamiento.

Y entonces me dije: “Bien, esta es la metodología, esto es lo que hacen”. Y sobre todo lo que funciona bien es hacer un sorteo. Así que compramos algunos activos de esos otros proyectos y los utilizamos como regalos para llevar a su comunidad a ver nuestro proyecto.

Inteligente. Los dos son muy nuevos en este espacio. ¿Cuáles son las reacciones de sus amigos?

Karkai: Cuando les contamos a nuestros amigos lo que está pasando en este espacio y lo que estamos haciendo, la mitad de ellos dicen: “Vaya, es increíble. Es una locura”. La otra mitad dice: “No lo entiendo. ¿Qué es esta m****a? ¿De qué estás hablando? ¿Cómo es posible? ¿Puedo hacer lo mismo? ¿Puedo ser rico mañana si vendo algo?”.

¿Qué has sentido al ver que tu colección ha llegado a tanta gente y ha sido acogida como la fue?

Karkai: Al principio estaba nerviosa, pero cuando vi que la gente reaccionaba como yo había soñado, me sentí muy, muy bien, y sentí que estaba marcando la diferencia. Todos los días sigo recibiendo mensajes de personas que me dan las gracias por el proyecto y me dicen que creen mucho en él.

Y la comunidad que hemos creado está llena de positividad, y con gente que cree sinceramente que este es el cambio que necesita el espacio. Así que, para mí, eso es muy gratificante. Es todo lo que siempre quise.

Malavieille: Sí. Y es definitivamente una razón por la que no podemos y no nos tomamos vacaciones.

DISCLOSURE

The leader in news and information on cryptocurrency, digital assets and the future of money, CoinDesk is a media outlet that strives for the highest journalistic standards and abides by a strict set of editorial policies. CoinDesk is an independent operating subsidiary of Digital Currency Group, which invests in cryptocurrencies and blockchain startups.