Hashrate es el poder computacional total combinado que se utiliza para minar y procesar transacciones en una blockchain que funcione con un sistema de prueba de trabajo —en inglés, proof-of-work—, como Bitcoin y Ethereum (antes de su actualización 2.0).

Un “hash” es un código alfanumérico de distancia fija que se utiliza para representar palabras, mensajes y datos de cualquier longitud. Los proyectos criptográficos utilizan una variedad de algoritmos hash para crear distintos tipos de código hash: piensa en ellos como si fueran generadores de palabras aleatorias donde cada algoritmo es un sistema diferente para generar palabras aleatorias.

Por ejemplo, el hash de “coindesk” usando el algoritmo hash de bitcoin, SHA256, es f2429204b339475a3d94dd5450f5ebb3c80130a85fbb91d62768741a3b34a6b6

Read this article in English.

Antes de poder añadir nuevos datos transaccionales a la siguiente blockchain (cadena de bloques), los mineros deben competir utilizando sus máquinas para adivinar un número. Más concretamente, los mineros intentan producir un hash que sea inferior o igual al valor numérico del hash “objetivo” cambiando un único valor llamado “nonce”. Cada vez que se cambia el nonce, se crea un hash completamente nuevo. Es como si fuera un sistema de boletos de lotería, donde cada nuevo hash es un boleto único con su propio conjunto de números. Por ejemplo, si tomamos “coindesk” y cambiamos la primera letra para hacer “foindesk”, obtenemos este hash completamente diferente: 5a12a9af1b5794bf6855c15944339d41ff713665e415b5434b8c9f081c61b66a. 

Como cada hash creado es aleatorio e imposible de predecir, pueden necesitarse millones de conjeturas —o hashes— antes de que se cumpla el objetivo y un minero gane el derecho a llenar el siguiente bloque y añadirlo a la cadena. Cada vez que esto ocurre, se da al minero exitoso una recompensa de un bloque de monedas recién acuñadas junto con cualquier pago de tasas vinculadas a las transacciones almacenadas en el nuevo bloque. 

Añadir un bloque a la blockchain “confirma” todas las transacciones almacenadas en ese bloque.  Cada vez que se añade un nuevo bloque sobre los anteriores, esas transacciones anteriores se reconfirman una y otra vez, haciéndose cada vez más imposibles de cambiar.

En la mayoría de las blockchains proof-of-work (PoW) la recompensa por bloque —una cantidad predeterminada de monedas gratuitas que se da a un minero cada vez que se extrae un nuevo bloque— se reduce a la mitad de forma programada con el fin de reducir progresivamente el suministro total a lo largo de la vida de una moneda. En el caso de bitcoin, las recompensas por bloque se reducen a la mitad cada 210.000 bloques o aproximadamente cada cuatro años. A partir de 2021, los mineros reciben 6,25 bitcoins cada vez que minan un nuevo bloque. Se espera que la próxima reducción a la mitad de bitcoin se produzca en 2024 y que las recompensas por bloque de BTC se reduzcan a 3,125 bitcoins por bloque. Dash es otra criptomoneda minable que reduce sus recompensas por bloque en un 7,14% cada 210.240 bloques, mientras que Litecoin disminuye sus recompensas a la mitad cada 840.000 bloques.

¿Cuál es la importancia del hashrate?

El hashrate es una métrica importante para evaluar la fortaleza de una red de blockchain: más concretamente, para analizar su seguridad. Cuantas más máquinas dediquen los mineros honestos a descubrir el siguiente bloque, mayor será el hashrate y más difícil será para los agentes maliciosos perturbar la red.

Un ataque del 51%, por ejemplo, se produce cuando un solo individuo o grupo de atacantes compra o alquila suficientes equipos de minería para controlar más del 50% del hashrate de una blockchain. Dado que las cadenas de bloques no son fiables y se rigen por una regla conocida como la “regla de la cadena más larga”, una persona o grupo que controle la mayoría del hashrate podría, en teoría, bloquear o reorganizar las transacciones e incluso revertir sus propios pagos. Esto crearía problemas de doble gasto que a su vez socavarían por completo la integridad de la blockchain subyacente.

Una caída del hashrate, por lo tanto, significa una reducción del coste para realizar un ataque del 51%, haciendo que la red sea más vulnerable.

Preguntas frecuentes sobre el hashrate

¿Cuál es el hashrate actual de bitcoin?

89 EH/s —significa exahashes por segundo— en el momento de la publicación de este artículo. Un exahash es igual a 1 quintillón de hashes.

Esto significa que los mineros están computando actualmente 89 quintillones de hashes cada segundo. Puedes, de todas maneras, encontrar la estimación más actualizada en Blockchain.com.

¿Qué es la dificultad de minado?

La “dificultad” de minado determina la complejidad que enfrentan los mineros para producir un hash que esté por debajo del hash objetivo, y se consigue reduciendo el valor numérico de la cabecera del bloque.

La dificultad en bitcoin, por ejemplo, se mide utilizando una puntuación interna que comienza en 1 (el nivel más sencillo) y crece o se reduce exponencialmente dependiendo de cuántos mineros compiten en la red. Esa puntuación se ajusta automáticamente cada 2.016 bloques, aproximadamente cada dos semanas. Al momento de cerrar esta publicación ese número rondaba los 13.912.524.048.946.

Los mineros deben encontrar bloques cada 10 minutos. Si resuelven bloques y encuentran bitcoins con más frecuencia que cada 10 minutos en promedio, la dificultad aumenta; si encuentran bitcoins con menos frecuencia que cada 10 minutos, la complejidad disminuye. 

Cuantos más mineros haya en línea, más hashrate se produce; lo que significa que se generan más “conjeturas”. Cuantas más conjeturas haya, más probable es que se descubra rápidamente el hash correcto. Dado que las blockchains están generalmente diseñadas para añadir bloques (y liberar nuevas monedas) a un ritmo constante y predecible, la dificultad está programada para ajustarse automáticamente después de un número determinado de bloques, con el propósito de mantener ese ritmo constante.

¿Cómo se calcula el hashrate?

No hay forma de saber con certeza el hashrate exacto de bitcoin, aunque se puede estimar basándose en datos públicos, incluyendo la métrica de dificultad descrita anteriormente.

Aunque este método de estimación tradicional es correcto, ha sido criticado durante mucho tiempo por no ser preciso. El exchange de criptomonedas Kraken propuso otra forma de estimar el hashrate, utilizando estadísticas para mostrar con un 95% de veracidad el rango donde se ubica el hashrate.

¿Por qué ha subido el hashrate de bitcoin? 

Gráfico de todo el historial de hashrate de bitcoin.
Source: blockchain.com

Más y más mineros han entrado en este negocio durante la corta historia de bitcoin, empujando el hashrate hacia arriba.

La razón más probable para que estos nuevos mineros se unan al espacio altamente competitivo es el gran potencial que posee el precio de bitcoin. El aumento de la demanda de esta criptomoneda —la cual es un activo escaso— ha empujado su valor por encima de los $33.000, al cierre de esta edición, atrayendo a más operadores que ven en la minería una oportunidad para obtener importantes beneficios.

Cualquier aumento en el número de mineros empuja la dificultad de bitcoin hacia arriba, lo que a su vez hace subir el hashrate.