Es argentino, ofrece tours en Airbnb para explicar bitcoin y a los turistas les encanta

Después de que el gobierno de Argentina le confiscara sus ahorros dos veces, Jerónimo Ferrer descubrió bitcoin y convirtió su historia en un recorrido con cientos de visitantes y una calificación de 4,9 (sobre 5) estrellas.

AccessTimeIconJun 24, 2022 at 7:07 p.m. UTC
Updated Jun 24, 2022 at 7:48 p.m. UTC

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

A las 10 a. m. de una mañana soleada de jueves en la Ciudad de Buenos Aires, Jerónimo Ferrer se preparaba para comenzar su discurso sobre Bitcoin a una audiencia conformada por dos turistas franceses.

“Esta es la historia de cómo Argentina confiscó mis ahorros no una, sino dos veces”, comenzó.

Ferrer, un bitcoiner de 48 años que trabaja a tiempo completo como jefe de Desarrollo de Negocios en Argentina para el exchange peer-to-peer Paxful, ofrece el mismo tour sobre la historia de bitcoin y Argentina desde el año 2019 en su tiempo libre. Los turistas y locales que asisten pagan $35 por un tour de aproximadamente dos horas alrededor del centro de la Ciudad de Buenos Aires.

Read this article in English.

Durante la visita, titulada “Nuestra Loca Economía & Bitcoin”, Ferrer explica cómo funciona la caótica economía de Argentina y la razón por la cual las criptomonedas están emergiendo en el país.

"Empecé con los tours porque tenía la necesidad de difundir esta herramienta, una herramienta de libertad y de soberanía para cada individuo. Estamos en un país que no tiene moneda y que tiene una inflación galopante del 70%. Por eso, bitcoin me pareció una gran herramienta para la soberanía individual y cuidar nuestro patrimonio", dijo Ferrer a CoinDesk.

Sigue a CoinDesk En Español en Twitter.

Después de su frase de presentación frente a la Casa de Gobierno, más conocida como la Casa Rosada, Ferrer contó un pequeño resumen de la historia de la economía Argentina desde 1980 hasta el presente, detallando cómo esa turbulencia afectó su propia economía.

Ferrer se detuvo en dos crisis económicas en particular. La primera sucedió en 2001, cuando el peso argentino colapsó tras 10 años de paridad entre el peso y el dólar estadounidense. Los bancos cerraron y evitaron que las personas pudieran retirar su dinero, lo que llevó a los clientes a perder en muchos casos sus ahorros. El fenómeno, tiempo después, quedaría grabado en la historia argentina como el “corralito”.

Menos de una década después, en 2008, el gobierno cerró el sistema de ahorro previsional privado —conocido como AFJP— y confiscó los ahorros de 9,5 millones de personas, agregó.

Ferrer, víctima de ambas situaciones, empezó a investigar otras formas de ahorro y descubrió bitcoin cuando, en uno de sus trabajos previos, un cliente italiano le ofreció pagarle con esa criptomoneda.

“Y me pareció fascinante”, dijo.

Ferrer comenzó con las visitas en febrero de 2019 por pura pasión, con la clara meta de “bitcoinizar cada rincón de la Argentina”, como afirma en su perfil de Twitter. Con ese mismo objetivo también organiza un evento mensual, llamado Bitcoin Night, en el que

explica el funcionamiento de bitcoin a un restaurante para que acepte pagos en esa criptomoneda a cambio de llevar varios bitcoiners a cenar.

Desde 2019, Ferrer ha guiado más de 150 visitas a través de la plataforma de reservas Airbnb, con un promedio de 4 participantes por visita. En Airbnb, cuenta con un promedio de opiniones de 4,9 estrellas sobre cinco, y en casi todas las reseñas los participantes agradecen a Ferrer por el tour.

“Jerónimo me enseñó un poco de la historia, los beneficios y ventajas de las criptomonedas. Me llevó paso por paso a través del proceso de comprar y vender. Ahora soy dueño orgulloso de una porción infinitesimal de un bitcoin”, David, un turista que participó de una de sus visitas en febrero 2022, publicó en Airbnb.

Café cripto

El tour continuó con una caminata hasta el Museo del Banco Central, ese jueves cerrado por la pandemia del Covid-19. Aunque el grupo no pudo ingresar, Ferrer describió al lugar como uno “donde Argentina muestra con orgullo sus mayores fracasos económicos”.

Los visitantes luego caminaron dos cuadras hasta Rossi, un café chico pero acogedor escondido en el centro de la ciudad. Adentro, el grupo escuchó la historia completa de bitcoin mientras bebía café. Comenzando con el white paper de Satoshi Nakamoto, atravesando la historia del Bitcoin Pizza Day, pasando por el pico de precios en noviembre de 2021 hasta finalmente llegar al mercado bajista actual.

“Si guardas tus llaves, bitcoin no puede ser confiscado. No tiene fronteras. Puedo enviar $1 millón a una dirección en China y nadie podría evitarlo, ya que es resistente a la censura”, dijo Ferrer, antes de explicar algunos conceptos básicos cripto como minar o “holdear”.

CoinDesk - Unknown

Café cripto en el Bitcoin Tour, Argentina. (Jerónimo Ferrer/Airbnb)

Luego, Ferrer urgió al grupo a descargar una hot wallet compatible con Lightning para mostrar lo “fácil y anónimo” que es transferir bitcoin en un protocolo de pago de Layer 2. Minutos después, distribuyó 1000 satoshis entre los participantes, quienes obedecieron a su solicitud tras unos momentos de confusión y miradas desconfiadas.

Tras numerosos procesos de inflación y devaluación en los últimos 70 años, los argentinos se refugiaron en el dólar estadounidense para proteger sus ingresos. Pero el precio del dólar fluctúa ampliamente dependiendo del tipo de cambio, una fuente de frustración para los locales.

Hoy en día, el país carga con una tasa de inflación interanual de más de 60% mientras sufre, desde el año 2019, una constante devaluación que llevó al precio del peso argentino de $0,018 en agosto de ese año a un valor actual de $0,0081 en la tasa de cambio oficial.

Para reducir la fuga de dólares de sus reservas, en 2019, el gobierno instaló una barrera –conocida como cepo en Argentina– que no permite a los argentinos la adquisición de más de $200 por mes de manera oficial a través de bancos tradicionales.

Mientras hablaba y caminaba, Ferrer comenzó a explicar cómo la imposibilidad de acceder a más de $200 provocó la creación de casas de cambio clandestinas conocidas como “cuevas”, las cuales usualmente se encuentran escondidas detrás de negocios tradicionales como joyerías, donde los dólares se venden a un precio casi 100% más caro al de la cotización oficial.

Los turistas franceses, que poco conocían sobre la economía de Argentina y menos de criptomonedas, escucharon atentamente y preguntaron cómo funcionan los diferentes tipos de cambio en Argentina. Asombrados, consultaron en más de una ocasión por la creciente tasa de inflación en el país.

El grupo frenó en un negocio con un cartel en la puerta que decía “Taller de Joyería y Relojería”. Cuando la puerta eléctrica se abrió, los visitantes se toparon con un pasillo completamente vacío, excepto por una fotografía apoyada en un estante que mostraba a Jerónimo Ferrer, a los empleados del comercio y a nada más y nada menos que el cofundador de Ethereum Vitalik Buterin sonriendo a la cámara.

Cuando Buterin visitó Argentina en diciembre de 2021, fue parte de la visita guiada de Ferrer. “No sabía cómo reaccionar, fue una grata sorpresa”, recordó Ferrer, y agregó que Buterin entregó algunos ether en la cueva a cambio de ARS 93.000 –aproximadamente $450, según la tasa informal de ese entonces– para utilizar durante su tiempo en Argentina.

Una segunda puerta eléctrica se abrió y la verdad detrás del “taller de joyería” fue revelada: se trataba de una oficina con un gran escritorio decorado con billetes de diferentes países y un hombre detrás preguntando a los miembros del grupo cuánto dinero iban a querer cambiar. Cautivados por la escena, los franceses decidieron cambiar 20 euros por pesos argentinos.

Luego de dejar la cueva, Ferrer guió al grupo hasta un cajero automático de bitcoin, situado en el segundo subsuelo del garaje de un centro comercial, pero desafortunadamente tampoco funcionaba.

“Cuando recibo turistas, hay algunos que no saben que gastando su dinero por los medios tradicionales, gastan el doble, entonces bitcoin les ayuda a traer su dinero y hacerlo valer su valor real”, dijo Ferrer, sin mencionar que la cantidad de lugares para gastar bitcoin en Buenos Aires es limitada.

DISCLOSURE

Please note that our privacy policy, terms of use, cookies, and do not sell my personal information has been updated.

The leader in news and information on cryptocurrency, digital assets and the future of money, CoinDesk is a media outlet that strives for the highest journalistic standards and abides by a strict set of editorial policies. CoinDesk is an independent operating subsidiary of Digital Currency Group, which invests in cryptocurrencies and blockchain startups. As part of their compensation, certain CoinDesk employees, including editorial employees, may receive exposure to DCG equity in the form of stock appreciation rights, which vest over a multi-year period. CoinDesk journalists are not allowed to purchase stock outright in DCG.

CoinDesk - Unknown

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.

CoinDesk - Unknown

Marina Lammertyn is a CoinDesk reporter based in Argentina, where she covers the Latin American crypto ecosystem. She holds no crypto.